27
Jun

¿Qué le ocurre a tu cuerpo si no toma suficiente sal?

¿Qué le ocurre a tu cuerpo si no toma suficiente sal?  Aquí se dará respuesta a esta pregunta y se aconsejará alguna alternativa eficaz para evitar las consecuencias de un nivel pobre de sodio en el organismo. 

¿Cuál es la cantidad de sal recomendable diariamente? 

Según la OMS, son cinco gramos. Es imprescindible subrayar que, en esta cantidad, entra también la sal oculta en todo tipo de alimentos (no solo la que se emplea para sazonar directamente cualquier receta). En ocasiones, los especialistas recomiendan una dieta baja en sal por motivos médicos concretos. Sin embargo, eliminar la sal totalmente por voluntad propia puede acarrear diversas consecuencias. 

Problemas derivados de la falta de sal en el cuerpo 

La sal contiene sodio. Este se encarga de regular el funcionamiento del sistema nervioso, el ritmo del corazón, el funcionamiento del aparato digestivo, la tensión sanguínea y el funcionamiento del cerebro. Además, equilibra el nivel de los líquidos que rodean las células. 

Si no se consume sal, es habitual que se desarrolle lo que se conoce como hiponatremia. Sus síntomas son los siguientes: 

  • Molestias y calambres musculares. 
  • Una drástica bajada de la tensión sanguínea
  • Alteraciones digestivas como los vómitos y las náuseas

Si este problema no se trata, podría llevar a la persona al coma e incluso a perder la vida. Así de importante es la sal para tener un óptimo estado de salud. 

¿Cuándo hay que tomar sal? 

La cantidad de cinco gramos debe repartirse entre las distintas comidas. Además, ciertas situaciones personales inciden, directamente, en la necesidad de tomar sal. Por ejemplo, las siguientes: 

  • Tomar demasiada agua porque haga demasiado calor, o bien por padecer potomanía. 
  • Sudar continuamente por desajustes hormonales, dolencias como la fibromialgia o la práctica deportiva. 
  • Padecer retención de líquidos, hipotiriodismo, dolencias renales, hepáticas o cardiovasculares. 
  • Tomar diuréticos y medicamentos entre cuyos efectos secundarios se encuentre el aumento de la frecuencia de micción. 

A una mayor cantidad de líquido, más opciones habrá para que el sodio se diluya y provoque las consecuencias comentadas. 

¿Cuál es el tipo de sal más recomendable? 

La sal mineral. En nuestra fábrica de sal la extraemos directamente de la Sierra de Carche (Jumilla). Así, se garantiza una sal sin ningún tipo de contaminante y con todas las propiedades necesarias para tener un buen estado de salud. Disponemos de dos tipos principales de sal natural: 

  • Solar. Tras la extracción, se coloca la salmuera en distintas balsas para que el sol y el viento la sequen progresivamente. Los empleados la resguardan de los agentes externos hasta que se envasa para respetar sus propiedades. 
  • Vacuum. Es esencial proteger al máximo las características de la sal. Esto se logra por termocompresión en dispositivos específicos. Gracias a ello, se garantiza que el producto final vaya de la mina al envase sin entrar en contacto con ningún agente externo. 

Cada tipo de sal se sirve en varios formatos para que el cliente pueda elegir más fácilmente la que encaje con sus necesidades específicas. Los análisis realizados confirman que la sal de Jumsal contiene las propiedades necesarias para el correcto funcionamiento del organismo y, especialmente, para disfrutar de las ventajas del consumo moderado de sal. 

¿Qué beneficios aporta la sal? 

Las ventajas son diversas. La primera es la regulación natural del funcionamiento cardiovascular y del aparato digestivo. La sal también actúa como un antiinflamatorio natural, potencia la absorción del calcio, reduce el estrés oxidativo y mejora la circulación hacia el cerebro. 

Si se racionaliza su ingesta, las consecuencias son muy positivas. Así, queda respondida la pregunta “¿qué le ocurre a tu cuerpo si no toma suficiente sal?”.Confíe en nuestra propuesta para fortalecer su salud y recuperar su calidad de vida.